SCREAMIN' TARGETS Heartbreak

SCREAMIN' TARGETS Heartbreak

6,99 €
REFERENCIA: KOTJ003OLM

Disponibilidad: En stock

Descripción

ARTISTA: SCREAMIN' TARGETS
TITULO: HEARTBREAK
FORMATO: 7"
SELLO: KICK OUT THE JAMS RECORDS
REFERENCIA: KOTJ 003 OLM


The Screamin' Targests recoge con desparpajo la herencia de los viejos-buenos tiempos de los Flamin' Groovies, Dave Edmunds, Plimsouls o Cyndi Lauper en su época con Blue Angel, es decir, lo que viene a ser Power-Pop de vocación clásica que convive sin problemas con el no menos clásico Rockabilly de los 50, género que como la sal en los alimentos, potencia el sabor de cualquier canción.


Detalles

ARTISTA: SCREAMIN' TARGETS
TITULO: HEARTBREAK
FORMATO: 7"
SELLO: KICK OUT THE JAMS RECORDS
REFERENCIA: KOTJ 003 OLM

CANCIONES:

Heartbreak

She Likes To Rock
Predator

INFO:

“Mientras, un poco de buena música suena de la mano de Nick Lowe, Brinsley Schwarz…en este mundo loco, ¿qué tiene de divertido la paz, el amor y la comprensión?. Esas palabras se han convertido en vacío y todo suena hueco... ¡una pena!”. Con ese tono, nostálgico y sentido, respiran The Screamin' Targets desde su web del maestro Lowe, auténtico valuarte del Pop más exquisito. Para quién no les conozca, The Screamin' Targets lleva dando guerra desde 2010, mostrando sus bondades con una breve pero suculenta discografía, y repartiendo felicidad a base de Rock and Roll de garito allí donde les dejan tocar. Su música representa alegría, nervio y sudor, todo un revulsivo que aleja los males y favorece el contacto humano acompañado de abundante cerveza. The Screamin' Targests recoge con desparpajo la herencia de los viejos-buenos tiempos de los Flamin' Groovies, Dave Edmunds, Plimsouls o Cyndi Lauper en su época con Blue Angel, es decir, lo que viene a ser Power-Pop de vocación clásica que convive sin problemas con el no menos clásico Rockabilly de los 50, género que como la sal en los alimentos, potencia el sabor de cualquier canción.

Ellos son Beñat Bergara, Gigi Peligro y los dos Arturos de Nuevo Catecismo Católico, como muchos sabéis estos últimos forman parte de un glorioso grupo de Punk-Rock que lleva exhibiendo su solvencia y buen hacer desde hace más de 20 años. En esta ocasión aparcan los incendiarios sonidos Punk para centrarse en las melodías y guitarras más nítidas, pero manteniendo un discurso coherente con su evolución y actitud, y es que al fin y al cabo el buen Rock and Roll, independientemente de etiquetas, ha de ser apasionado y sincero, y desde luego Screamin' Targets está sobrados de dichos valores, y otros, como el carácter festivo de su música que se hace cada vez más evidente en sus conciertos.

The Screamin' Targets ha publicado hasta la fecha algún tema en discos recopilatorios, pero sobre todo en el 2011, Ghost Highway les editó un 10'' pulgadas con 8 maravillosos temas, más frescos que una lechuga, con estribillos de esos que crujen y te entran a la primera, sin pensarlo, tan pegadizos y fáciles aparentemente, pero en la práctica al alcance de unos pocos, que como los Targets, tienen esa capacidad innata para crear joyas como “Oh Johnny”, “1965” o “Blind like a bat”, ese tipo de canciones que tanto nos gustan y que esconden el secreto mejor guardado de la música Pop. No necesitan más recursos que un bajo, una sencilla batería “de pie”, un par de guitarras que transitan entre el Pop y vigoroso Rock and Roll, sin olvidar la sugerente voz de Gigi que te cautiva como un tema redondo de Blondie o las Go-Go's.

… Y ¡cómo no!, la otra pieza fundamental para completar este puzzle arrebatador que encaja con los Targets como anillo al dedo, es KOTJ Records, un nuevo sello discográfico que en breve publicará lo último de Screamin' Targets. Rectifico, no tan nuevo, este año lleva publicados dos fantaśticos E.P.'s, de Smoggers y Hula Baby, ambos en las coordenadas exactas de los gustos de Oscar, el padre de la criatura, un proyecto tan loco como ejemplar en los tiempos que corren, donde todo va demasiado rápido y parece que las cosas tienen una cláusula de condicionalidad y un siniestro tipo de interés. Aquí no hay trampa ni cartón, apostaría mi poca vergüenza que los únicos intereses que mueven a Oscar son la satisfacción propia y sobre todo, como diría Santiago Delgado, el “Amor al Rock'n'Roll”, un empuje que ayuda a preservar esta música cada vez más olvidada a través de un pequeño sello discográfico que opera desde casa cuidando todos los detalles de formato, presentación, y lo más importante, un contenido de lo más apetitoso.

¿Necesitas más datos sobre este artículo? ¿Lo has encontrado en otro sitio a mejor precio? ¿Tienes alguna duda acerca del proceso de compra?
Escríbenos tu consulta y te responderemos lo antes posible.

Contacto

Información de contacto

(*) Campos Obligatorios