THE BOOGIE PUNKERS The Brooklyn Sessions

THE BOOGIE PUNKERS The Brooklyn Sessions

14,99 €
REFERENCIA: EB021

Disponibilidad: En stock

Descripción

ARTISTA: THE BOOGIE PUNKERS
TITULO: THE BROOKLYN SESSIONS
FORMATO: LP (gatefold)
SELLO: EL BEASTO RECORDINGS
REFERENCIA: EB-021


Lo suyo no es surf ni rockabilly, no es punk ni boogie, no es psycho ni tampoco swing, no es puro blues ni garage. Lo que ellos hacen es eso y mucho más. Toman de aquí y de allá, bailan entre los tiempos sin perderse, consiguiendo el prodigio de la sinergia: el todo supera a las partes!



Detalles

ARTISTA: THE BOOGIE PUNKERS
TITULO: THE BROOKLYN SESSIONS
FORMATO: LP (gatefold)
SELLO: EL BEASTO RECORDINGS
REFERENCIA: EB-021

CANCIONES:

Listen
My Babe
I'm Not You
Happy Lonelyness
I'm Fine
Tuesday Night At The Hank

Corridor
Waiting For The End
Domo Arigato Gozaimazu
Six Boogies
Beto's Party
They Guessed Your Intentions 

INFO: 

Por fín en vinilo el nuevo Boogie Punkers, grabado en New York... Porque mientras tocaban en los estudios Atlantic Sound de Brooklyn veían el horizonte del Broadway de los Drifters, plagado de líneas verticales; porque podían quitar la sed en tugurios donde aún se venera a Dion DiMucci; porque en algunos callejones se sigue oyendo la voz de De Niro amenazando a un chulo. Porque, hay paisajes que traspasan el hecho geográfico, lugares donde uno ha residido cien veces sin estar en ellos, donde se quiere volver para hacer lo que más te gusta. Por eso.
Grabaron todos los instrumentos en directo en el estudio, edificando su personal muro de sonido a base de inspiración y técnica. Así, toman como claqueta toda la grandeza rítmica de los riffs de Bo Diddley y hacen algo tan grandioso como “I´m Not You” o se guían con un ritmo de bossa como en “Happy Loneliness”. En “I’m Fine” traspasan los rascacielos y recorren gran parte de la geografía norteamericana tocando varios estilos de blues.

El disco continúa, engranando influencias, entre boogies y punkis, engarzando guitarras plenas de swing en arrebatos de rabia rítmica; pero como les canta Santi Delgado, revitalizando, nunca copiando. Toman el “Tren A” de Duke Ellington y lo desvían de Harlem a Bilbao, llevándoles directamente a bailar al Hank (el bar de Bilbao donde los fines de semana comienzan el martes, tal y como cantan en “Tuesday night at the Hank"). En “My babe” empiezan unos segundos como si fueran a homenajear a Cole Porter, de repente se cuela la batería de Max Roach, luego despunta un riff de guitarra sucia que parece que va a dominar; pero no, tras un break de contrabajo, todo se funde, la voz se reposa y resulta que si, que acaba la canción y piensas en Cole Porter. Pero lo más conveniente es coger el disco, pinchar el primer tema y hacer lo que dice su título: “Listen”, escucha. Paradigma, consejo, declaración y ejemplo: “Escucha tío, voy a cantar mi canción”, dicen, y lo van a dejar claro.

Invocan a Johnny Kidd y lo convierten en riff psicótico, gritan como si estuvieran en el CBGB, te hacen un punteo tal que si Cliff Gallup no se hubiera duchado en un mes y luego, como si nada, sin chirriar, que no te enteras, lo repiten en un último minuto de loops y samplers, como si estuviéramos en el siglo que estamos.

Porque lo suyo no es surf ni rockabilly, no es punk ni boogie, no es psycho ni tampoco swing, no es puro blues ni garage. Lo que ellos hacen es eso y mucho más. Toman de aquí y de allá, bailan entre los tiempos sin perderse, consiguiendo el prodigio de la sinergia: el todo supera a las partes.

¿Necesitas más datos sobre este artículo? ¿Lo has encontrado en otro sitio a mejor precio? ¿Tienes alguna duda acerca del proceso de compra?
Escríbenos tu consulta y te responderemos lo antes posible.

Contacto

Información de contacto

(*) Campos Obligatorios