KIM SALMON & THE SURREALISTS Grand Unifying Theory

KIM SALMON & THE SURREALISTS Grand Unifying Theory

11,99 €
REFERENCIA: BANG!-LP42

Disponibilidad: En stock

Descripción

ARTISTA: KIM SALMON & THE SURREALISTS
TITULO: GRAND UNIFYING THEORY
FORMATO: LP
SELLO: BANG! RECORDS
REFERENCIA: BANG!-LP42


En la dirección mostrada por Kim Salmon en el disco de los Scientists "Human Jukebox" y en los 3 primeros discos de Kim Salmon & The Surrealists, "Grand Unifying Theory" se presenta como un collage de diferentes estilos e ideas. Canciones como "Turn turn" y "Order of things" son ejemplos del desnudo minimalismo que fue/es la marca de los Surrealists. Por otro lado, canciones como "RQ1" y "Predate" muestran el lado Detroit y 70s Glam que inspiró a Kim Salmon en su juventud.



Detalles

ARTISTA: KIM SALMON & THE SURREALISTS
TITULO: GRAND UNIFYING THEORY
FORMATO: LP
SELLO: BANG! RECORDS
REFERENCIA: BANG!-LP42

CANCIONES:

Turn Turn
The Order Of Things
RQ1
Pathological
Predate
Chilhood Living
Kneel Down At The Altar Of Pop 

Grand Unifying Theory I 
Grand Unifying Theory II 

INFO:

En la dirección mostrada por Kim Salmon en el disco de los Scientists "Human Jukebox" y en los 3 primeros discos de Kim Salmon & The Surrealists, "Grand Unifying Theory" se presenta como un collage de diferentes estilos e ideas. Canciones como "Turn turn" y "Order of things" son ejemplos del desnudo minimalismo que fue/es la marca de los Surrealists. Por otro lado, canciones como "RQ1" y "Predate" muestran el lado Detroit y 70s Glam que inspiró a Kim Salmon en su juventud. Pero más allá de reciclar el lado lineal de estos estilos, Salmon logra emparejar a sus músicos junto a letras agresivas. Sirva de ejemplo "Childhood living" donde se presenta una mordaz crítica al hedonismo normalmente ligado al estilo de vida rockïnïroll y que Salmon tan bien conoce tras convivir durante años con los Beasts Of Bourbon. Asimismo se sumerge sin rubor en el punk más transgresor en temas como "Kneel down at the altar of pop", donde parece estar sonando la guitarra de Greg Ginn y sus Black Flag. Asimismo, mientras la mayoría de canciones son impactos de energía envenenada, cinismo y análisis irónico, hay que hacer especial mención a la/s pista/s instrumental que cubre durante casi 25 minutos la cara B del disco y que da título al mismo. Más allá de revisar estilos pasados, Salmon da rienda suelta a la improvisación jazzy, sobre la muscular e insistente base rítmica, donde te cruzas con sus primeros Surrealists a la vez que con Sun Ra, Coltrane y Can. Y a pesar de su larga duración, el tema no decae en la tentación de la autoindulgencia. En conclusión, y como ya hiciera tanto él mismo, como sus fans Sonic Youth y Pussy Galore en el pasado, Kim Salmon continua redefiniendo su legado en un viaje sónico personal que sigue dañando los oídos de los oyentes con sonidos abrasivos en su línea habitual y, cuando menos, alejada de los circuitos comerciales.

¿Necesitas más datos sobre este artículo? ¿Lo has encontrado en otro sitio a mejor precio? ¿Tienes alguna duda acerca del proceso de compra?
Escríbenos tu consulta y te responderemos lo antes posible.

Contacto

Información de contacto

(*) Campos Obligatorios